Raíces Culturales

estudiante feliz, audifonos, catedral de Guadalajara, Minerva
Autor:
Fernando Ricardo Aguilar Ruvalcaba, Jesús Prieto González, Francisco Javier Ramos Salazar
Grado:
3o
ISBN:
978-607-619-668-7
Páginas:
136

Es de suma importancia que cada persona conozca acerca de sus orígenes, desde los más remotos, los cuales tratan sobre la aparición de los primeros americanos en este vasto continente y cómo estos individuos se distribuyeron a través del tiempo, adquiriendo nuevos elementos en su recorrido que les permitieron cambiar su forma de vida nómada a los primeros asentamientos. Este sedentarismo permitió la diversidad cultural de los distintos pueblos que a través del tiempo dejaron una honda huella, muy característica de los hombres en la constante transformación de su entorno. Sólo así se explica que las nacientes ciudades fueran construidas con materiales aledaños y todos los aspectos de la vida cotidiana estén relacionadados con la naturaleza. Quizá más que la cerámica y las piedras talladas, sea el centro ceremonial de los Guachimontones el lugar emblemático de las culturas occidentales.
La Conquista y el periodo colonial fueron el crisol de la mexicanidad y el orgullo de los habitantes de la Nueva Galicia, donde el sentimiento regional y la autonomía forjaron una identidad que llevó a miles de jaliscienses a luchar por la Independencia y, posteriormente, esta misma gente fue promotora del federalismo en el país. En las estribaciones entre conservadores y liberales, nuestra entidad no se sustrajo a ello y ante los conflictos internacionales se derramó sangre jalisciense. Basta con recordar a los integrantes del Batallón de San Blas o al mismo Francisco Márquez, que defendió el suelo patrio en Chapultepec.
La guerra de Reforma repercutió en Jalisco, y Benito Juárez salvó su vida en estas tierras, el cual a la postre sería un bastión contra las huestes francesas, preludio de las ambiciones imperiales de Napoleón III y conservadores que entregaron el trono mexicano a Maximiliano de Habsburgo.
El movimiento revolucionario extinguió los últimos sonidos del porfiriato en nuestra entidad y abrió un periodo de constantes guerras que desembocaría finalmente en la rebelión cristera. Una vez resuelto el conflicto armado, se pueden observar el arte y la cultura que se sembraron en nuestra entidad, encabezados por José Clemente Orozco, Gerardo Murillo, Julián Carrillo, José Rolón, José Pablo Moncayo, entre otros que forjaron el nacionalismo en nuestro país. Si bien actualmente la grandeza de Jalisco está presente, es debido a su gente honesta y trabajadora, la cual conoce su pasado y proyecta su futuro, el cual sin lugar a dudas será un motivo más de orgullo en el México actual.